Profesores Principales

Sakarias "The Champ" Larsson creció en la zona oeste de Suecia. De niño, vió competiciones de Jitterbug y algo en la estética y en la música llamó poderosamente su atención. Una cosa llevó a la otra y a los 16 empezó a practicar con los Rhythm Hot Shots. Eso fué hace 20 años y sigue en el grupo desde entonces (hoy conocido como los Hotshots).

El número de horas que ha pasado practicando es probablemente insano. Tiene probablemente miles de actuaciones a sus espaldas, y viaja incansablemente difundiendo el nombre del Lindy Hop. Tiene la suerte de conocer a algunos de los originales bailarines de Harlem, y fué buen amigo de Frankie Manning. Además, fué uno de los fundadores del conocido estudio de baile swing Chicago, en Estocolmo.

Fatima es una de las personas más importantes en el revival del Lindy Hop y los bailes swing en Europa. Originariamente de Bélgica, es una número uno del claqué, que empezó a practicar en la década de los 80, siempre buscando el estilo de los bailarines originales de los 30 y 40.

Entró en contacto con la escena swing en Herräng Dance Camp, y ha sido miembro de los Harlem Hot Shots (hoy conocidos como the Hot Shots) desde sus inicios. Cofundadora del estudio de baile swing Chicago de Estocolmo, también imparte clases de Authentic Jazz y lindy Hop al más alto nivel.


Frida comenzó a bailar en el 2009 en el estudio Chicago de Estocolmo, y no ha parado de actuar desde entonces. Su pasión por el jazz ha sido siempre su motivación, y tanto enseñando como bailando, pone el énfasis en la expresión personal, el ritmo y el respeto por las raíces.

Es miembro fijo de los Hot Shots desde 2018.



Nils es un chico de pueblo que se movió a la ciudad para formarse como músico y batería. Siempre intentando ampliar su horizonte cultural, tuvo su primer contacto con el Lindy Hop en 2009, en la Swedish Swing Society. Quería probar algo nuevo.

Es un bailarín comprometido y disciplinado, estricto con el tiempo musical y amante de la perfección. El ritmo es siempre un elemento fundamental en su baile, lo que no es sorprendente debido a su pasado como batería. Igualmente, Nils adora el claqué y el Lindy más rápido y acrobático.

Se inspira principalmente en los bailarines de swing clásicos como George Christopherson y Frankie Manning. Desde 2016 es miembro de los Harlem Hot Shots (hoy conocidos como los Hot Shots).


Lizette se ha dedicado a bailar y competir en Lindy Hop y Boogie desde los nueve años. Tras una formación en baile de tres años, ha impartido clases y trabajado por toda Europa.

Hoy en día, vive en Estocolmo y trabaja como bailarina profesional. Su conocimiento de las raíces del jazz y su autenticidad son los puntos fuertes de Lizette, tanto como profesora, como sobre el escenario.

Su fuente de inspiración principal son los Whitey's Lindy Hoppers y el resto de geniales bailarines que aparecen en Spirit Moves.


No hay más que ver su famosa y contagiosa sonrisa y su agilidad para darse cuenta de que Patrik es feliz en el escenario. Es imposible no percibir su pasión por el swing en cuanto pone un pie en la pista.

Los grandes bailarines de los años 30, como Al Minns y leon James, son su fuente de inspiración, que utiliza para desarrollar sus propios movimientos y estilo. Si quieres hacerle feliz, sácalo a bailar!

SOBRE LOS HOT SHOTS

Hot Shots es un grupo de bailarines suecos cuya especialidad es el auténtico espectáculo y diversión de la Era Swing. Con la más profunda apreciación y pasión por los estilos de baile que originalmente derivaron de Harlem, su misión es seguir difundiendo conocimiento y tradición de bailar el Swing. Estilos de baile como el Lindy Hop, Charleston, Jazz y Claqué componen el repertorio de la compañía, que también incluye acrobacias, canto y comedia.

Hot Shots es un grupo artístico, profesional y re-creativo. Todas las actividades de la compañía están inspiradas en los ideales de la Era del Swing, centrándose tanto en reconstrucciones fieles de la época, así como en propuestas propias fieles al período. Mucha energía, improvisación y ritmos ajustados.

Sin modernizar. Sin comprometer. En su lugar, la música, los bailes y la presentación general emana directamente de fuentes genuinas, tales como material auténtico de clips de películas antiguas, así como muchas reuniones y colaboraciones con bailarines y músicos que estaban activos en la década de 1930 y 40. Sin intermediarios ni distorsiones. Sin adaptaciones superficiales ni clichés transparentes. Simple y puro Swing.